Steven, Penelope y Yo.

El desapego, el adiós y el reencuentro

Aceptar nuestra realidad por encima de lo que piensen los demás y darnos cuenta que vivimos en la idea ficticia de una felicidad que nos venden, es algo múy dificilmente que podrás ver, y que lamentablemente descubrirás cuando quizás toques fondo, te desiluciones o te encuentres en una situación dónde solamente estás tú, allí cuando los verdaderos amigos están y los que nunca lo fueron se han ido.

En ese momento indeasable es cuándo inicias tu jornada de desapego, alejarte de todo aquello que sólo te ha hecho daño es el comienzo de tu propia independecia.

Llegar a este punto de mi vida me ha hecho ver lo que me marcó, lo que me hirió y lo que me dañó.

Creecer en un sociedad que me condenó por ser diferente y que en mi desesperación por ser aceptado me llevó a la busqueda de cambiar por agradar a quien siempre me agredió.

En el criterio pobre de la gente yo estaba mál y Dios no me aceptaría. Que pobre mentalidad la mía de no conocer aun, a quien desde el vientre de mi madre ya me amaba.

Durante mucho tiempo trate de vivir la vida de alguien más por agradar a quienes me rodeban, en la busqueda de mi verdad me acerque a la iglesia y aun que viví la misma calamidad, encontre a Dios. Tiempo después me alejé de la misma, más no de Él.

Creer ciegamente en lo que nos dicen no es una buena idea. La gente miente y es deshonesta, claro sin generalizar.

¿Por que creer lo que se nos han dicho, sin cuestionar? ¿por que asimilar como verdad algo sin fundamento?  Le tenemos miedo aún al qué dirán y al qué pensarán de mi.

Alejarme de mi entorno, me hizo acercarme a mi escencia, a aceptarme tal y como soy, y aunque la sociedad y la religión siguen sin aceptarme, estas yo no influyen en quien Soy.

Share
Luis Ramirez
Especialista de Marketing, Relaciones Públicas y Redes Sociales. Periodista galardonado por el Arizona Press Club y la National Association of Hispanic Publications. Miembro activo de la National Association of Latino Arts and Culture y la National Associatiion of Hispanic Journalist.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *